¿QUÉ ES RUSSAFA ESCÈNICA?

Festival anual y multidisciplinar de artes escénicas fusionadas con artes plásticas.Un evento que transforma en cada una de sus ediciones del céntrico y popular barrio de Ruzafa de Valencia capital en un gigantesco escaparate escénico y punto de encuentro imprescindible para asistir a los estrenos, actividades, mesas de debate y exposiciones que allí se presentan.

Una iniciativa social pionera que que ocupa espacios privados, como oficinas, viviendas particulares, galerías de arte, comercios, piscinas y librerías… para transformarlos en espacios de representación en cada una de sus ediciones.

Un festival que ha marcado un antes y un después en la forma de gestionar los festivales escénicos a nivel nacional, una iniciativa que ha servido de modelo a otros formatos y festivales similares, de nuestra ciudad y fuera de ella como ejemplo de “buen hacer” gracias a su horizontalidad, innovación, transparencia, fidelización de público y calidad de sus propuestas.
Un festival que reabre el debate sobre la reapropiación y gestión de los espacios públicos y privados por parte de la ciudadanía donde cada uno se expresa como quiere, con quien quiere, en el idioma que quiere y junto a quien quiere.
Un festival en continuo movimiento y transformación que se caracteriza por mezclar propuestas de corta duración, (Viveros), de larga duración (Bosques), y una producción propia con actores y bailarines de todas las escuelas de arte dramático de la ciudad, (Invernadero). Propuestas que se estrenan que se estrenan durante el festival pero que posteriormente nutren de programación a teatros locales y nacionales.
Un festival que se hace en un barrio, que cuenta con el apoyo de los principales agentes del barrio, y que, tomando el nombre del barrio, aparca la etiqueta de “ festival de barrio para el barrio” para transformarse en un festival de tod@s y para tod@s.

¿CÓMO Y CUÁNDO SURGE RUSSAFA ESCÈNICA?
La primera edición de Russafa Escènica se realiza en abril de 2011, y surge tras conocer por parte de sus organizadores el festival de arte plásticas Russafart 2010. Así pués el origen de Russafa Escènica es el modelo Russafart aplicado a las artes escènicas en el contexto de una ciudad devastada culturalmente, y sin ningún tipo de festival escénico público ni privado.

¿POR QUÉ SÍ AL MODELO DE RUSSAFA ESCÈNICA?

Asumir que estamos viendo en primera persona a un cambio de ciclo que parece no tener fin es triste; no menos triste y evidente que decir que este cambio se nos manifiesta de diferentes maneras: en lo político, en lo económico, en lo social.. y especialmente donde nosotros trabajamos; lo denominado ámbito “cultural”.

Un cambio donde asistimos al desmantelamiento de las estructuras públicas que sustentaban gran parte de la producción y difusión cultural en este país que ha conseguido instalar el término “low cost” en todas las facetas de nuestra cotidianidad. Así pues, la realidad es que un futuro inmediato, el ciudadano medio ya no va participar ni le va a suceder nada “high cost”, ni en sanidad, ni en alimentación, ni en educación. Todo lo que el estado nos va a ofrecer va a ser de bajo presupuesto. Y esto, aunque terrible, no debe paralizarnos, porque sí, esto es una realidad con la que ya estamos viviendo. Y aunque debemos trabajar e intentar dignificar lo que nos rodea y solucionar eso, no podemos permitirnos quedarnos en la parálisis y la crítica de: “los políticos deberían hacer esto y no lo hacen”. Claro, ellos deberían hacer, pero esta claro que de momento no lo hacen, pero eso no debe paralizarnos al resto.

Desde los años ochenta el modelo cultural que se ha impuesto es aquel que depende totalmente de la administración y requiere de grandes presupuestos para su producción y exhibición, en consecuencia, hemos visto como se han gastado ingentes cantidades de dinero que han resultado ser completamente inútiles, especialmente en lo que a rentabilidad cultural se refiere; inversiones que ocultaban otra verdadera rentabilidad: la rentabilidad política.

Este fracaso cultural, que también se ha reflejado en lo económico y social, ha dejado al ciudadano con una sensación desconocida hasta ahora en nuestra sociedad del bienestar; “nos han tomado el pelo”.

Lo positivo, siempre que hay que intentar buscar lo positivo, es que precisamente de los rescoldos de ese desamparo, aparecen nuevas formas de relación, formas que intentan aliviar esa sensación de impotencia frente a la crisis globalizada, formas que pasan obligatoriamente por lugares basados en la colaboración. Formas como el modelo “Russafa Escènica”.

Un modelo basado en una colaboración junto a las personas que tienes al lado, que tienes cerca, aquellas con las que compartes un espacio, ya sea físico o virtual. Así pues la implicación colaborativa se nos presenta por tanto como el futuro, no solo de la cultura, sino de todo aquello que entendemos como sociedad sostenible, no nos queda otra opción.

Creemos en el modelo Russafa Escènica, que un festival ambicioso y muy exigente consigo mismo, en cada edición evoluciona y se acopla al presente inmediato escuchando las necesidades del momento. Creemos y trabajamos por un festival en continuo movimiento que con cada una de sus ediciones intenta mejorar y superarse.

OBJETIVOS

Todos los objetivos planteados las pasadas cuatro ediciones han sido prácticamente cubiertos y en cada edición reforzados, y esto, ha sido posible gracias a ti.

Todos excepto uno:
Poder pagar con dignidad el trabajo de las personas, artistas, colaboradores y organizadores que hacen posible esta Festival.
Este continua siendo nuestro reto y talón de Aquiles, reto en el cual seguimos trabando.

Nuestros otros siete objetivos son:

  1. Fomentar y colaborar con la cultura en la Comunidad Valenciana demostrando que con talento, esfuerzo, trabajo y voluntad, se pueden realizar otros modelos de festivales e iniciativas como la aquí presentada paralelo a los modelos establecidos por parte de las instituciones.
  2. Potenciar la creación y producción del sector cultural.
  3. Promocionar y difundir a los profesionales escénicos valencianos y su producción.
  4. Consolidar el barrio de Ruzafa en la ciudad de Valencia y en el panorama estatal como espacio urbano de referencia, potenciando y reivindicando a través de la creación y la exhibición artística, la identidad cultural y el carácter comunitario del espacio que habitamos.
  5. Nutrir el tiempo de ocio de los residentes de la ciudad, así como la de sus visitantes, con propuestas culturales, peculiares, diferentes a las establecidas en el actual marco cultural de la ciudad.
  6. Fomentar el diálogo y fusión de las artes escénicas con otras artes como la pintura, la escultura, el audiovisual, la música… para poder crear nuevas propuestas escénicas multidisciplinares y de vanguardia. Propuestas escénicas presentadas en espacios privados (tiendas, hoteles, casas, peluquerías…) transformados durante la semana del festival en espacios de representación.
  7. Proyectar a nivel cultural la ciudad, invitando a programadores nacionales e internacionales para que las propuestas presentadas tengan mayor repercusión fuera de nuestra comunidad.

Compartir Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+